COACHING Y PSICOLOGIA

Una taza de café en cualquier parte

Hoy me pregunto,¿Como saber si soy feliz?

Quizá se note en poder poner en marcha la cafetera por la mañana de una manera automática (o en versión mindfullnes)pero con la cabeza libre del tráfico de preocupaciones. 

O en querer cuidar y hacer sentir bien a quienes tenemos cerca, más allá de estar centrados en nosotros mismos.

Puede que ser feliz se refleje en escuchar cuando interactuamos, sin tener la terrible necesidad de “soltar” todo lo que nos atormenta.

Tardar poco tiempo en conciliar el sueño gracias al calor de unos brazos que nos acompañan cada día siendo un apoyo incondicional.

Poder dejar la taza de café sin terminar en cualquier punto de la casa y darte cuenta un par de horas después que no llegaste a tomarlo.

Es posible que ser feliz sea saber que la mayoría tenemos asuntos que nos pueden implicar algún esfuerzo más de pensamiento, o que nos traerán algún mal rato, (o un buen enfado) pero que, sin embargo, somos muy conscientes de que será algo puntual dentro de la situación que vivimos. 

Que cuando pedimos una ración de pimientos de padrón seguramente nos tocará alguno especialmente rabioso que nos cambie el humor, nos haga jurar que no volveremos a probarlos, pero sabemos que, con un poco de pan y paciencia, el picor pasará, y seguiremos disfrutando de nuestra ración de pimientos.