COACHING Y PSICOLOGIA

Objetivos de Enero Tu punto de partida

El nuevo año trae consigo tradiciones que, consciente o inconscientemente, arrastramos con nosotros. El establecimiento de Objetivos de Enero.

Todos sabemos que algunos de ellos tienen un espacio fijo en las primeras páginas de la agenda anual y, sin embargo, se quedan únicamente en escritos.

Son muchos los artículos que hablan de la correcta definición de objetivos; que reclaman la importancia de denominarlos SMART (específicos, medibles, alcanzables, relevantes y medibles en el tiempo).

Quiero centrarme en la R:Relevantes.

Creo que para definir nuestro futuro hemos de partir del presente (que es resultado de nuestro pasado). Es decir; la situación personal y/o profesional en la que nos encontramos hoy día 5 de enero de 2018, puede ser radicalmente distinta a aquella en la que estuvimos en 2017. Las experiencias vividas, las personas que han entrado o salido de nuestras vidas y el propio desarrollo personal, hacen que nos ubiquemos en otro punto kilométrico del camino.

Es importante tener sueños y convertir esos sueños en objetivos (traducir esos anhelos por cumplir en algo materializable y alcanzable): Los objetivos.

El punto de partida ha de ser la R: ¿Qué es relevante para mí en estos momentos? ¿En qué situación me encuentro? ¿En qué situación quiero estar? Creo que es la fase de mayor esfuerzo, aclarar y definir bien nuestra línea de salida, que nos ayudará a ir dibujando la de llegada a través de metas de más o menos intensidad, que nos ayudarán a acercarnos a esos Objetivos que queremos cumplir.

Está muy bien cuidarnos por dentro y por fuera, querer mantenernos sanos yendo al gimnasio o dejando de lado hábitos poco saludables; pero si no conseguimos que esos objetivos nos “resuenen”, nos nazcan de dentro, ni con el mejor entrenador personal vamos a conseguir engancharnos a esos nuevos hábitos.

Por ello, os animo a que os ubiquéis en vuestra propia hoja de ruta, la que es importante para vosotros y la que queréis seguir; porque somos cada uno los que iremos dibujando el mapa y los que hemos de andar el camino.

Además, Si no sabes dónde vas, ¿Cómo sabrás que has llegado?

Feliz Año,

Un abrazo

Helena Zuzama