PEQUEÑAS COSAS

Tercer cumpleaños Personología sigue creciendo

 

Hace un par de días fue el cumpleaños de este pequeño proyecto que poco a poco sigue adelante.
Fue un momento de cambio, de ilusiones, de miedo a lo desconocido, de ponerme a prueba a mí misma y de dejar atrás grandes pasiones por otras nuevas.

Hoy, tres años después, es buen momento de hacer una pequeña parada y mirar hacia atrás.

Es curioso cómo puede cambiar nuestra manera de ver el mundo, de reaccionar ante determinadas situaciones, de observar cómo se ha modificado nuestra escala de valores (y cómo hemos de tragarnos nuestras palabras en ocasiones).

El balance está lleno de sonrisas de las personas que han formado parte de mi vida, de sorpresas de las que te devuelven la confianza en el género humano, de malos momentos que han supuesto grandes aprendizajes y me han hecho crecer, y sobre todo de personas que han dejado y dejan cada día su huella, muchas de ellas sin ni siquiera saberlo. Huellas que quedan impresas, gestos y expresiones que pasan a formar parte de mí.

Es curioso como valorando si estamos más o menos cerca de nuestro objetivo nos damos cuenta de que quizá ese objetivo ha cambiado y casi sin querer vamos caminando hacia otro lado que puede que nos haga más felices.
Porque hay veces la vida nos obliga a aprender, a levantarnos y reinventarnos como el Ave Fénix y a dejar atrás nuestros miedos.

Hoy, en este tercer cumpleaños, hay personas y actividades en mi vida que jamás hubiera imaginado que formarían parte de mi. Son las que hacen que sea quien soy y quien quiero ser.
Plantearé mis objetivos para hacer balance dentro de otros 3años…

Y tú… ¿Sabes en qué punto estás?

Espero poder hacer balance en otros tres años y haceros reflexionar o sonreír mucho más.

Un abrazo

Helena

Deja un comentario