RRHH

¿Cómo vas a las entrevistas? Tú y tus competencias

¿Sabes cuáles son tus competencias?

Actualmente, dada la complicada situación del mercado de trabajo, los procesos de selección son mucho más exigentes y hemos de prepararlos con más ganas y ahínco para ir superando filtros y conseguir nuestro objetivo: UN PUESTO DE TRABAJO.

Uno de los mayores problemas que me he encontrado en la piel de mi «Yo orientador» y mi «Yo seleccionador» es que, realmente, nos falta preparación para enfrentarnos a la tan temida Entrevista Personal.

Haré referencia a las que, según mi punto de vista, son las principales causas en otro post; pero en éste que estás leyendo, me gustaría abordar esta situación desde el punto de vista de las COMPETENCIAS.

Para ello, quiero hacer uso de una analogía frívola, muchas veces injustificada pero muy gráfica.

Cada uno de nosotros somos como un vestidor (aquellos con los que soñamos muchas personas: llenos de estantes, de unos 10 m2); en el que podemos encontrar diferentes apartados para cada tipo de ropa: Camisas, camisetas, pantalones, calcetines, zapatos, abrigos, etc.

Toda esa ropa es nuestra, lo que no significa que la llevemos puesta encima siempre; Es decir, en función de la situación y la temperatura, elegimos unas prendas y unos complementos.

Una de las claves para superar una entrevista personal con éxito es prepararla. Esto significa que de todas las cualidades, conocimientos y competencias que forman ya parte de nosotros, es recomendable que utilicemos el conjunto perfecto, sin que ello implique ir disfrazado ni perder nuestra esencia.

Para ello considero fundamental saber qué hemos ido adquiriendo con los años y con las experiencias vividas, sean éstas laborales o no. Es decir:

Personas que han cambiado varias veces de empresa, siempre dentro de una temporalidad justificada, han adquirido cierta Capacidad de Adaptación.

Quien ha tenido que responder a una serie de objetivos en su día a día, es muy posible que cuente con una Resistencia a la Presión y Capacidad Resolutiva importante.

Puede que no hayas tenido experiencias laborales aún pero que, sin embargo, hayas participado en alguna asociación o agrupación. ¿No crees que te ha podido ayudar a desarrollar una Capacidad de Organización muy útil para tu futuro?

Por supuesto, debemos añadir los conocimientos más técnicos, derivados del uso de un determinado programa, aplicación, herramienta o método de trabajo concretos.

Es muy importante echar la vista atrás y elaborar un check-list o inventario de todas estas capacidades, adaptarlo a cada nuevo proceso de selección y tenerlo muy presente cuando somos citados para una entrevista de trabajo.

Toda esta información nos ayudará a responder a las ya clásicas preguntas:

¿Cómo te defines?

¿Qué podrías aportar a nuestra empresa?

¿Qué habilidades has adquirido a lo largo de tu trayectoria?

Muchas empresas basan sus procesos de selección en la Gestión por Competencias; son estas habilidades comprobadas las que les permiten decantarse por uno u otro candidato, más que el dominio de un determinado programa informático para el que, seguro, alguien ha diseñado ya una acción formativa.

Realmente cuesta poco hacer este análisis y te resultará de gran utilidad puesto que demostrarás haberte interesado por la empresa, haber preparado la entrevista y tener un adecuado nivel de auto-conocimiento.

Y ahora ¿Sabes cuántas prendas tiene tu vestidor?

Helena Zuzama Álvarez

Deja un comentario